Venciendo la procrastinación!

  • Manejo de las emociones

Hay que tener un buen manejo de las emociones, donde incluimos nuestra habilidad de ser consiente de las emisiones que tenemos, categorizar, tolerar o modificar emociones adversas. En resumen, se trata de conocernos y ser resiliente a nuestras emociones.

TEST PARA REGULAR TUS EMOCIONES:

Piensa en la última semana, y categoriza los siguientes ítems de 0 (nunca) a 6 (siempre)

  1. Tuve claridad de las emociones que estaba sintiendo.
  2. Fui consiente de porque me sentí como me sentí.
  3. Acepté mis emociones
  4. Sentí que pude soportar las emociones negativas
  5. Pude influenciar mis emociones negativas.

Un resultado bajo en este test, implica una falta en la habilidad de manejo de las emociones, sin embargo, como cualquier habilidad, se puede entrenar y mejorar.

  • Como estructurar nuestras intenciones de forma correcta

Es importante definir claramente como vamos a lograr una cierta tarea, muchas veces planteamos las intenciones de forma simplista, y sin una definición clara. Lo cual hace más fácil caer en el círculo de la procrastinación.

Para vencerlo, hay que implementar intenciones efectivas. De acuerdo a estudios realizados por el profesor de psicología de la Universidad de Nueva York, Peter Gollwitzer, ser muy específicos en nuestras intenciones.

No basta solo con listar las tareas que tengo que realizar, sino es importante hacerse las siguientes preguntas con cada tarea:

  • ¿Cómo?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?

De esta forma, voy a estar haciendo tangible la tarea, y teniendo claridad que tengo un tiempo y espacio para finalizarla.

La sicología nos muestra que la personalidad nos puede hacer más proclives a procrastinar. Estudios demuestran que una baja diligencia, con altos niveles de preocupación, impulsividad y perfeccionismo.

Es importante ser consientes si tenemos los rasgos descritos anteriormente, y ser estratégicos en como los vamos a combatir.

 

  • El medio ambiente, personas y perdón.

Es importante también ser cuidadoso del lugar donde decides trabajar. Por ejemplo, si estás en el computador, muchas veces se está a un clic de distancia de las redes sociales, videos y distractores. Puedes usar aplicaciones que bloqueen esto.

Por último, es importante perdonarse. Parece contraintuitivo, pero estudios demuestran que si no nos perdonamos cuando procrastinamos, la motivación está en evitar. Cuando nos perdonamos, hay más motivación para seguir adelante e internar una vez más.

 

Basado en los estudios y publicaciones escritos por Tim Pychyl, especialista en procrastinación de la Universidad de Carleton, Canada.

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)
Cotiza acá

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar