3 pasos para ser más productivo: Harvard Business Review.

Administrar nuestro tiempo tiene que ser un ritual. No es simplemente una lista o una sensación vaga de nuestras prioridades. Eso no es consistente o deliberado. Tiene que ser un proceso continuo sin importar lo que nos mantenga enfocados en nuestras prioridades a lo largo del día.

Podemos hacerlo en tres pasos que tomarán menos de 18 minutos de una jornada laboral de ocho horas.

PASO 1 (5 minutos) Planifica el día. Antes de encender tu computador, siéntate con una hoja en blanco y decide que hará que este día sea muy exitoso. Siendo realista, ¿qué puedes realizar para mejorar tus objetivos y sentir al final del día que has sido productivo y exitoso? Escribe esas cosas.

Ahora, lo más importante, toma tu calendario y programa esas cosas en espacios de tiempo, colocando las cosas más difíciles e importantes al principio del día, es decir, antes de revisar incluso tu correo electrónico. Si tu lista completa no encaja en tu calendario, redefine tus prioridades. Hay un tremendo poder a la hora de decidir cuándo y dónde vas a hacer algo.

En su libro, El poder del pleno compromiso, Jon Loehr y Tony Schwartz describen un estudio en el que un grupo de mujeres acordaron realizarse un autoexamen de mama durante un periodo de 30 días. El 100% de las que dijeron dónde y cuándo iban a hacerlo, completaron el examen. Mientras que solo el 53% de las que no decidieron dónde y cuándo lo lograron.

En otro estudio, drogadictos en rehabilitación (¿puedes encontrar una población más estresada?) acordaron escribir un ensayo antes de las 5 p.m. de un cierto día. El 80% de los que dijo cuándo y dónde escribirían el ensayo, lo completaron. Ninguno de los otros lo hizo.

Si quieres hacer algo, decide cuándo y dónde lo harás. De lo contrario, quítalo de tu lista.

PASO 2 (1 minuto cada hora). Reenfocar. Ajusta tu reloj, teléfono o computador para que suene cada una hora. Cuando esto ocurra, respira profundo, mira tu lista y pregúntate si tu última hora fue productiva. Luego mira tu calendario y comprométete deliberadamente a cómo vas a utilizar la siguiente hora. Administra tu día hora por hora. No dejes que las horas te manejen.

 

PASO 3 (5 minutos). Revisión. Apaga tu computador y repasa tu día. ¿Qué funcionó? ¿Dónde te enfocaste? ¿Dónde te distrajiste? ¿Qué aprendiste que te ayudará a ser más productivo mañana?

El poder de los rituales es su predictibilidad. Haces lo mismo, de la misma manera, una y otra vez. Entonces el resultado final del ritual también es predecible. Si eliges tu enfoque de manera deliberada, sabia y consistente, recuerda que ese enfoque se mantendrá enfocado. Es sencillo.

Este ritual tal vez no te ayude a nadar con las manos atadas juntas mientras se remolca un crucero en el Canal de la Mancha. Pero puede ayudarte a dejar la oficina sintiéndote productivo y exitoso.

Y, al final del día, ¿no es eso una prioridad más alta?

Fuente: https://hbr.org/2009/07/an-18minute-plan-for-managing

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)
Cotiza acá

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar