El secreto de la libertad: descubre el potencial que tienes para determinar tu vida – Victor Frankl

El poder de elección

Frankl reconoció la importancia de nuestro poder de elegir. Entendió lo libres que somos para elegir nuestras propias actitudes sobre nuestra vida. Considerando todo lo que sufrió en su vida, esta cita es un ejemplo fenomenal de este punto:

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – elegir la actitud que adoptamos frente a las circunstancias de la vida – esto nos ayuda a crear nuestro propio camino”

Aunque todos estamos sujetos a circunstancias en nuestras vidas, somos libres de elegir la forma en la que pensamos sobre esas circunstancias. Elegir también cómo responderemos a ellas. Me atrevo a decir que pocos de nosotros sufrirán los horrores que Viktor experimentó en los campos de concentración. Pese a esto, en medio de esa situación, él se dio cuenta de su verdadera libertad. El poder de elegir su actitud. De hecho, dijo que, aunque los nazis podrían tomar todo de él, no podían quitar esto: su poder para elegir su actitud frente a esto.

Algunas personas creen en un determinismo que nos quita nuestra elección. Esta perspectiva fatalista nos pone a merced de las cosas que nos suceden en la vida. Pero como Frankl señaló, nuestras creencias sobre este tipo de perspectiva son importantes. Si aceptamos el fatalismo de que nuestras creencias nos definen, siempre nos quedaremos cautivos. Pero podemos elegir creer que tenemos la libertad de hacer precisamente eso, elegir. Esta es nuestra verdadera libertad.

Frankl lo resume:Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, estamos siendo desafiados a cambiar nosotros mismos”. 

¿Cómo podemos aplicar esto?

1. Meta-pensamiento

Aprende a pensar en como piensas. Esto no sucede automáticamente. A menudo pensamos en las cosas en una especie de modo “predeterminado” –subconscientemente. El meta-pensamiento es mirar desde afuera las circunstancias de la vida, y centrarnos en cómo estamos pensando acerca de ellas.

Se necesita conciencia de si mismo, atención plena y cuidado, porque no es natural para nosotros.

Aprender a mirar la vida de esta manera, te ayuda a ganar perspectiva. Para comenzar a pensar de esta manera, hazte estas preguntas:

  • ¿Cómo pienso en este problema?
  • ¿Qué perspectiva estoy tomando en esta situación y por qué?
  • ¿Cómo puedo elegir una acción positiva o una respuesta a esta circunstancia?

Estas preguntas ayudarán a enfocar nuestro pensamiento en nuestro pensamiento. Cuando reconocemos patrones destructivos, podemos desarrollar respuestas positivas e intencionales, que están fuera de nuestros patrones de pensamiento por defecto.

 

2. Propósito

Tener un propósito de vida es como ver un faro. Siempre que nos perdemos en la niebla, podemos mirar al faro para guiarnos. Cuando salimos del camino, un propósito de vida puede centrarnos y traernos de regreso al viaje que hemos decidido emprender. Muchas personas caminan por la vida permitiendo que las circunstancias “los soplen” como cuando un barco es golpeado por el viento en un mar agitado. Tener un propósito de vida nos permite perseguir una dirección intencionalmente. Nos trae de regreso cuando nos desviamos del rumbo. Nos mantiene en la tierra cuando la vida nos hace rebotar por los altos y bajos que vienen inevitablemente. 

Así que, si estás pasando por un difícil “cómo”, pregúntate “¿Cuál es mi por qué?”. Si tu “por qué” no te lleva al “cómo”, tal vez necesitas un nuevo “por qué”.

3. Sentido

 Él dijo, “esforzarse por encontrar el sentido en la vida de uno es la fuerza motivacional principal en el hombre”.

Frankl señaló que, sin sentido, la gente llenará el vacío con cosas como hedonismo, comportamiento criminal, adicciones, placeres, aburrimiento, materialismo y depresión.

Tener experiencias únicas en la vida también te pueden dar un gran sentido. Viajar a lugares lejanos y examinar nuevas perspectivas. Caminar por caminos olvidados y experimentar diferentes culturas. Esto te puede proporcionar una mayor visión sobre el mundo.

Victor Frankl sigue siendo una inspiración para nosotros y apunta a una vida más auténtica y significativa. Incluso en el medio de circunstancias de extrema dificultad, podemos aprender a elegir nuestra actitud, y hacer primar nuestra libertad de pensamiento.

Fuente: https://medium.com/the-mission/how-to-choose-freedom-over-the-captivity-of-circumstances-c4198b8720c6